Mi viaje literario a la India.

Dos veces una persona muy querida me recomendó dos libros, Pasión India y El Sari Rojo, ambos de Javier Moro. Por alguna razón que no puedo explicarles -ahorita-, siento una inmensa atracción por la India. Y cuando terminé de leerme estos dos libros quedé genuinamente prendada y obsesionada con conocer más de este lugar. Luego de leer más, ver fotos, escuchar historias de personas que han viajado recientemente allá y de ver  la película “Who Wants to Be a Millionaire?”, se me quitaron las ganas y la obsesión de conocer al país…por un rato.Ya no estoy obsesionada, pero quiero conocer. Es que soy terca y hasta que no vea con mis propios ojos y no pise territorio hindú, no me creo tanto todo lo feo que dicen. Debe haber algo de eso que me hizo enamorarme de la historia que está ahí esperándome. Algo que me haga reconciliarme denuevo con la idea que tenía en mi cabeza.

Estos dos libros, giran en torno a la política del momento. El primero, va de la historia real de un príncipe de Kapurthala que se casó con una española y cuenta la adaptación de la misma en la India; y el segundo, -mi favorito- es la historia de la familia Gandhi (Indira Gandhi y cia). Curiosamente, Mahatma Gandhi no tiene nada que ver con ellos. Es más, el apellido “Gandhi” es como decir “Pérez” en Panamá…ya se  imaginaran cuántos millones de “Gandhi’s” deben haber por allá. En fin, el primer libro fue como la antesala a la historia más cautivadora que me he leído en mi vida. Sonia, una italiana de Turín conoció al hijo de Indira Ghandi, -Rajiv Gandhi- en la universidad en Inglaterra y se casaron. Sonia adoptó por completo la cultura del marido y se fue a vivir a la India. Tuvieron dos hijos. En un atentado terrorista mataron a Rajiv y Sonia enviudó y reemplazó a Rajiv en su puesto en el gobierno. Hoy día Sonia es hindú, lleva su tercer ojo pintadito en la frente y es políticamente activa. Esa es la historia muy resumida, me salté la parte de cómo se enamoraron,  de cómo la suegra la adoró desde el minuto #1 de conocerla y cómo ella tan agraciadamente se transmutó a la vida de la mujer hindú con su sari rojo. Este libro me hizo enamorarme de esta cultura y de su simbolismo. Y para que un libro te cautive tanto creo que te tienes que identificar con alguno de los personajes, por muchas razones que todavía no termino de entender me identifiqué con Sonia. De todo se debe sacar una moraleja y en este libro -en resumidas cuentas- la moraleja se concentra en adaptarse a las circunstancias. Y es que no puedo transmitirles más nada si no se leen El Sari Rojo.

No sabía si mi obsesión con estos dos libros de Javier Moro se debía a la historia per sé o a cómo estaba contada la historia. Decidí comprarme todos sus libros y leermelos. Luego descubrí que me enamoré de la historia…pero el autor es un genio y un investigador de primera!. Se los recomiendo…

En algún momento les hablaré sobre Montañas del Buda, un libro que cuenta la lucha de dos monjas tibetanas en la época de Mao por salir del Tíbet y servirle al Dalai Lama. G-E-N-I-U-S !!!!

P.D. Voy a tener que llevar un récord de a quien le presto los libros, porque descubrí que Pasión India lo presté y no me acuerdo a quien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s