1/4 de siglo

Desde hace rato me siento de 25. Desde junio pasado cuando la gente me preguntaba cuántos años tenía, decía que 25…por alguna razón comencé a redondear y me puse más edad. “Por qué será que sigo haciendo eso?”, me pregunté. “Qué tiene de malo tener 24?”. Pensándolo bien creo que encontré la razón…

Es muy cierto que la edad trae sabiduría y madurez y todo ese cuento que los mayorcitos siempre nos dicen…pero no en todos los casos. Hay personas de 60 años que son unos ASNOS totales. Siempre he pensado que cuando digo que tengo 24 años, y me ven casada, con un negocio exitoso, ama de mi casa, etc…la gente tiene prejuicios. Piensan que porque uno es joven no sabe hacer ni la mitad de las cosas porque hace falta experiencia. Y si, la experiencia viene con la edad también. Pero es que estoy harta que a los jóvenes nos vean con cara de incompetentes. Y aquí mismo quiero hacer un alto. NO es complejo. Pero es que estoy en los zapatos de una joven de 25 años y me estoy dando cuenta de cómo piensa la gente y del feo que me hacían algunas mujeres de mayor edad cuando se enteraban de mis 24.

Cuando me casé a mis 23 años me enteré de varios comentarios de personas que decían que mi matrimonio no iba a funcionar porque yo era muy joven, o que yo estaba muy joven para  todo lo que estaba viviendo…ustedes saben desde hace cuánto tiempo yo estoy escuchando ese mismo cuento? Es que me da mucha risa, pero yo recuerdo una compañera de clase en mi primer año de secundaria diciéndome que su mamá pensaba que yo era muy adelantada…que yo tenía una mente propia,  expresaba todo lo que sentía y pensaba …y que me le salí de las manos a mis papás (por tener mi propia mente ¿?). Pues si, siempre he sido adelantada y eso es lo que me ha llevado a ser quien soy hoy en día. Gracias al cielo por mi mente propia y mi poder de expresarme sin problemas. Gracias a la vida por todas las experiencias (dulces y amargas) que me ha puesto en el camino  y me han hecho madurar…y estoy segura que este nuevo ciclo me traerá mucho más de esto. Aunque sería genial que la balanza se inclinara más en las buenas, no?.

En fin, el problema es que me daba pena decir que tenía 24 años y que estaba teniendo la vida de una mujer de 30 (…y no puedo creer que estoy escribiendo esto, ni que lo acabo de pensar, pero todos tenemos prejuicios). Y aquí mismo me corrijo…soy una mujer de 25 años hecha y derecha, viviendo la vida que me tocó vivir. Feliz con mis decisiones y feliz de que ayer el mesero del restaurante no me pusiera una copa de vino en mi puesto porque pensaba que yo era menor de edad! YES! 🙂

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “1/4 de siglo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s