De mi vida y de la vida

En este 2012…

…voy a escribir más.

Y así comenzó la primera línea de mis resoluciones para este año. El 25 de septiembre fue mi último post y la verdad es que me da mucha pena conmigo misma cuando dije que iba a escribir todos los días. En fin…aquí estoy recién desayunada y lista para empezar mi día escribiendo.

Mi año comenzó súper lindo, con una zambullida al mar, un hermoso lema para el 2012 y con mucha familia feliz alrededor. No fue hasta el segundo día del año que me entró una fiebre horrorosa y me enteré que tenía dengue. Gracias 2012!. Pero asumo que me lo merezco por no ponerme el bendito repelente de insectos que Iván tan religiosamente se pone en las noches. Claro, a él ya le dio el dengue hace un año. De todos modos, ya estoy mejor.

Ahora, les cuento la primera anécdota chistosa de este año. Es que Chitré no me deja de asombrar. Estaba yo en una panadería comprándome un pastelito de pollo y un jugo. La cuenta era $1.15 y me faltaban los 0.15 centavos. Así que opté por no llevarme el jugo y comerme mi pastelito con agua del grifo. No problem, a cualquiera se le muere un tío. Entonces…un señor -parecía que trabajaba en encomiendas- me dice, “tranquila mamita que yo se los pongo”, “claro que no señor, cómo se le ocurre, qué pena, yo me puedo comer mi cosa sin jugo tranquilo”, le dije. Y el señor insistía y la cajera se metió en la conversa y me dijo “pero usted por qué es así?, no sea así mamasita, no sea así”, estos dos personajes estaban REALMENTE indignados porque yo no le quería aceptar los 3 reales al señor. Al final para limar asperezas los acepté, con mucha pena y no paré de decirle gracias, hasta me senté con el señor en la mesa a comer. Ellos dos tomaron el asunto del regalo de los 3 reales con tanta naturalidad que me sentí incómoda. No es hasta ahora que realizo que no era un big deal. Por qué tanto complique por 0.15 centavos? Para este señor desprenderse de ese dinero no significaba tanto, el quería ayudar a que una persona se tomara su jugo como Dios manda con su pastelito. Somos TAN complicados que todavía estoy tratando de decifrar la razón de mi incomodidad. Será que yo no me hubiese podido desprender de 3 reales tan fácilmente? O será que me sentí incómoda porque yo no le hubiese completado la cuenta a la persona de enfrente de la fila si lo necesitaba? Auch. Pero es cierto…y pareciera una tontería, pero no lo es!

Agradezco este viaje a la panadería (y por supuesto al señor por mi jugo de melocotón) por darme una lección de inegoísmo y de fraternidad.

Ah! y se me olvidaba…ya casi cuando me iba, la cajera se me acerca y me dice, “recuerde mamasita, usted nunca sabe cuándo usted necesite pedir prestado”. Doble auch!

 

 

 

 

 

Anuncios

1 thought on “En este 2012…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s