De mi vida y de la vida

De pájaros y tecas

No es coincidencia que el primer cumpleaños de Anna vaya con el tema de “pajaritos”. Si, ella los ve cuando estamos en el patio pasando las últimas horas de la tarde, en especial le llaman la atención los periquitos, se acercan bastante, hacen un ruido más fuerte y vuelan muchos juntos. Cuando les pega el sol directo y se mueven en el cielo, casi se ven amarillos por el reflejo.

A mí me gustan más los azulejos, su sonido es bastante menos escandaloso, su color celeste con azul marino y gris, y cuando ponemos el payaso a regar la grama, juegan todos alrededor del agua, refrescándose del calor del día. Es casi mágico verlos. Detrás de mi casa tengo a unas señoras tecas, que espero no talen porque son la casa de todos estos.

Yo pensaba que el lugar favorito de mi casa era mi cuarto y la cocina, pero es mi jardín. Adoro el olor de las plantas, la sensación de mis pies en la grama húmeda y el sonido del tecal moviéndose. A veces tengo suficiente suerte y me llueven sus pequeñas flores blancas, casi como si sus elementales me las regalaran con gratitud.

¿Por qué quiero escribir de ellos? Porque son muy cercanos a mí. Ellos son los que me ayudan a encontrar el centro cuando lo pierdo. Es el sonido de los pájaros, desde el colibrí que toma agua de las Rusellias hasta los Pecho Amarillo; lo que hace que me sienta muy pequeña, pero a la vez tan grande en este Universo. Uno pensaría que es al revés, que algo enorme nos hace sentir pequeños, pero es ese canto que no puedo imitar, que mueve una fibra adentro mío, como si ya conociera su sonido, lo que hace que me sienta así. La Naturaleza sabe más que yo, Ella me ha visto desde antes que llegara aquí y es Ella la que me cobija y me hace encontrarme nuevamente.

Fueron los pájaros los que estuvieron conmigo en ese momento difícil, ellos que me hicieron ver que hay algo más allá, algo por lo que cantar, algo por lo que volar. Cuando va a llover, son ellos los que avisan; cuando sale el sol, lo primero que se escucha; y los que no dejan de inspirarme todos los días.

 

 

 

 

 

Anuncios

1 thought on “De pájaros y tecas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s