Cuando me Perdí en la Montaña – I

Después de ver la película “Wild” y de leerme “Girl In The Woods”, quedé emocionada con la idea de irme a un hike largo, no tan largo como el de la Cresta del Pacífico, pero de un par de días. Comencé a investigar y me encontré con el Circuito W dentro del Parque Nacional Torres del Paine en la Patagonia Chilena. Cinco días de caminar, dormir en refugios o camping, con esas vistas divinas y sola. Me sonaba como el paraíso, justo lo que necesito, pensé.

Le cuento todo esto a mi partner in crime y me dice que me tire al agua, que buenísimo, pero que yo no he estado haciendo ejercicios últimamente y que la condición física es un tema serio a considerar. Así que decidí comenzar con senderismo básico en Panamá y a ponerme un poco en forma en el gym. Así de paso conozco todo lo lindo que tenemos y es más amigable al bolsillo por ahora.

Bueno, nos fuimos a Boquete unos días y nos fuimos a hacer el sendero de Peña Blanca. 1 hora ida, 1 hora vuelta, chapuzón en la cascada al final, belleza. Súper fácil, súper fresco y quedamos recargados.

Regresamos a casa y unas semanas después me picó el bichito por ir a Las Minas de Herrera. Me fui sola a una finca que conozco. Cuando estacioné el carro, se me había olvidado parar en la tienda por mis snacks, solo llevaba agua. Después recordé que aunque el camino era más difícil que el de Peña Blanca, iba a sobrevivir, máximo tres horas caminando, no iba a necesitar snacks. El asumir cómo se iba a sentir mi cuerpo en una situación casi desconocida fue el ERROR NÚMERO 1.

Toda la bajada a la cascada podía tomar a pie 1 hora. Es solo bajada, o sea que la subida es muy fuerte. Cuando llegué a medio camino, se me empezó a bajar la presión y me acordé de los snacks que pensé que no iba a necesitar. Decidí subir y abandonar la caminata ahí, solamente había caminado 50 minutos bajando.

Cuando iba subiendo, me encuentro una bifurcación. Entre el calor, el sol, el cansancio y la presión un poco baja, no recordaba cuál camino era. No le puse la señalización (que luego me enteré era necesaria para marcar el camino). EROR NÚMERO 2. Me fui por el sendero que no era y me perdí.

 

(continúa en Parte II)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s