SIENDO MAMÁ

Todo empezó cuando yo quería tener un bebé, luego decía que mejor no, luego dije que mejor sí y cuando finalmente quedé encinta, tuve una pérdida a las 8 semanas. Uno de los momentos más devastadores de mi vida, tristeza profunda y otras cosas más que no recuerdo. Fueron meses difíciles, no solo para mi esposo y yo, sino para mi conmigo misma. La vida me puso a prueba. 10 meses más tarde, después de un tratamiento de fertilidad no-invasivo, quedé encinta, de una niña hermosa que conocimos un 11 de julio a las 38 semanas.

la foto

Anna (6.5) meses

 

Este, es un espacio para escribir sobre ser mamá, lo lindo y lo feo, lo difícil y lo no tan difícil, lo natural y lo anti-natural, y todo lo demás que todavía no sabemos en qué categoría entra… Hay mucho que decir, pero muchos no se atreven, aquí me atrevo y con mucha mente abierta recibo a todas las mamás y a las futuras mamás a que participen de estos posts; que siempre espero les ayuden, se identifiquen, estén en desacuerdo, de acuerdo y sepan que no están solas. Al fin y al cabo, hemos hecho esto desde hace miles de millones de años, no?

En la categoría “Maternidad” puedes encontrar todos los posts acerca de esta aventura.

 

“Sus hijos no son suyos.

Son los hijos del anhelo de la Vida de sí misma.

Vienen por ustedes pero no de ustedes,

Y aunque están con ustedes, ustedes no los poseen.

Pueden darles su amor pero no sus pensamientos.

Porque ellos tienen sus propios pensamientos.

Ustedes pueden alojar sus cuerpos pero no sus almas.

Porque sus almas viven en la casa del día que viene, la cual ustedes no pueden visitar, ni siquiera en los sueños.

Ustedes pueden esforzarse por ser como ellos, pero no se esfuercen para que ellos sean como ustedes.

Porque la vida no va atrás ni se demora con el ayer.

Ustedes son los arcos de los cuales sus hijos como flechas vivas son enviados.

El arquero ve el blanco en el paso del infinito, y Él los dobla a ustedes con su fuerza para que sus flechas vayan rápidamente y lejos.

Que su torción en la mano del arquero sea por alegría;

Porque mientras Él ama a la flecha que vuela, también ama el arco que es estable.”

– Khalil Gibrán 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s